lunes, agosto 31, 2009

Noche de tormetas

Desataste la pasión de la tormenta...
Encendiste el fuego de mis ojos
esculpiste en mi cara la mejor de las sonrisas
penetraste el duro hierro de la armadura de mi alma
y envenenaste mi sangre con el fuego del infierno.
Limpiaste mis heridas con tus besos
besaste mis soledades y mis miedos,
rompiste la barrera del sonido
y le diste a mi noche magia y fantasía.
Rompiste el conjuro que me encadenaba al olvido
y derretiste el hielo con el calor de tus manos
dónde está el fruto prohibido...
Te dejaste amar...eso sólo había pedido.

Andrea Groppo

6 comentarios:

yole dijo...

Siempre encontarte en esta ventana llena de magia es un placer para los sentidos.

Un abrazo desde acá.

TORO SALVAJE dijo...

Parece que lo hizo muy bien.
Me alegro.

Besos.

favole dijo...

Mi hada!!! Como me alegra saber de ti, regresar aquí y seguirviéndo que te envuelves de la misma magia...te extrañé mucho!!!
"Te dejaste amar...eso sólo había pedido."...precioso, me alegro muchisimo.
Me voy hoy con una sonrisa enorme, y dejándote un ramo de besos, de esos que tienen alas!!!
Un abrazo inmenso!

Oceanida dijo...

Tormenta!!! Que alegria de tu vuelta!!

Y ademas con una preciosidad de poema.

Bienvenida de nuevo querida amiga.

Un abrazo enorme, enorme..!!!

Mar dijo...

Que intenso y hermoso por demás! Hola Tormenta, me ha encantado volver por aquí. Un abrazo.

MentesSueltas dijo...

Hola Tromenta, paso y dejo mi abrazo.
No queria dejar de hacerlo, a pesar del poco tiempo.

MentesSueltas